Felicidad

La felicidad es algo que nos preocupa a todos. De niños parecemos tener más claro qué nos hace felices, pero a medida que crecemos y vagamos por el mundo nuestras necesidades varían y parece como si perdiéramos esa capacidad de saber qué queremos.

Peter-Pan-Sombra-84281

Nuestra sociedad nos inculca que la felicidad  y el éxito económico están estrechamente relacionados por ello luchamos y sacrificamos nuestras vidas para obtenerlo: escogemos una carrera prestigiosa y trabajamos como esclavos para sufragar gastos más allá de las necesidades. Que nuestro hijo tenga un iphone de mil euros como los otros niños o que vistamos con ropa de diseño se vuelve una necesidad tan básica como comer para muchos. No solo eso, sino que cuanto más tengas o aparentes tener te hará ser más respetado.

gifanimado

Desconozco el significado universal de la palabra felicidad y dudo que exista, creo que la felicidad es más bien subjetiva. Pero si algo en común tiene la felicidad de cada individuo, yo diría que es la capacidad de ser fiel a uno mismo. Hacerse preguntas como “¿Estudio esto para alcanzar las expectativas de mis padres?”o “¿Merece la pena perderme tantas horas con mis seres queridos por trabajar?”, me parece importante para construir una vida feliz.

Admito que soy una persona soñadora, tal y como refleja por ahora la reflexión, pero soy consciente de la importancia del dinero y de que es ciertamente necesario para la felicidad. A donde quiero llegar es a que hay que pesar las cosas en una balanza donde pongamos en un lado nuestras responsabilidades y en el otro lo que nos haga felices. Pienso que descompensar esa balanza es lo que hace de nosotros el típico adulto amargado y esclavo de la sociedad.

7262741d11b62b2fdcf24e449b0a6f3b

Este no es el único punto importante que según mi punto de vista se interpone entre nuestra felicidad y nosotros, otro factor profundamente influyente es la cultura y la educación con la que nos programan desde la infancia.

Tanto la sociedad como las personas con las que nos relacionamos, sobre todo nuestros padres, influyen fuertemente en nuestra forma de ser. Aunque muchas veces no queramos admitirlo nos sometemos a nosotros mismos a una continua represión, nos domesticamos. Esto en cierta medida es necesario para ser personas civilizadas pero, ¿hasta qué punto debemos coartarnos? Con esto hago alusión a las etiquetas, a la orientación sexual, a la necesidad de aparentar ser quien no somos, a tomar decisiones determinadas por lo que los demás pensarán y a un largo etcétera.

Mi conclusión es que lo que nos hace felices es ser nosotros mismos y encontrar un equilibrio en la balanza de las responsabilidades y nuestros deseos.

Nuestro mayor obstáculo somos nosotros. Lo peor que podemos hacer es tratar de engañarnos, ya que es una tarea imposible. Lo que somos verdaderamente, nos asaltará toda nuestra vida hasta que nos aceptemos o esta termine.

Anuncios

Comienzo este blog para exponer algunas de mis reflexiones y con la esperanza de que se abra un espacio de debate sobre estas u otras propuestas.

Mi motivación es satisfacer la parte de mí que en tantas ocasiones queda absorta mirando a la nada buscando respuestas a preguntas existenciales o analizando sucesos cotidianos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora